El Asesor - Centro de Recursos y Asesoría

 

El órgano informativo del
Centro de Recursos y Asesoría al servicio de los Institutos
Bíblicos de América Latina y el Caribe

Skip Navigation Links
Página Principal
Ediciones de El Asesor
DepartamentosExpand Departamentos
ServiciosExpand Servicios
Eventos
Recursos del CRAExpand Recursos del CRA
Vínculos Importantes
Quiénes Somos

CRA

Facilitando el intercambio
para el desarrollo de los
líderes en la enseñanza

CRA@ElAsesor.org
Apartado 0818-00792
Panam
á, REP. DE PANAMA
Tel: (507) 261-3391
Fax: (507) 261-4054


FHAD–CRA: Unificación, integración y expansión de la tarea educativa

Rodney Boyd y Jorge Echazábal

FHADLa consigna de unificar las dos grandes fraternidades de los países latinoamericanos de las Asambleas de Dios, reconocidos por sus siglas CELAD y CADSA, se consolidó en 2014. En marzo de 2014 los delegados de los países de la región norte (CELAD) y los del cono sur (CADSA) llevaron a cabo el sueño de unificación fusionándose en lo que en adelante se llamaría FHAD, la Fraternidad Hispana de las Asambleas de Dios. Más de cien delegados presentes de 18 países consideraron el desarrollo y aprobación de la constitución de la nueva organización. Ratificada la carta orgánica con todos sus artículos se procedió al establecimiento de una nueva directiva que no solamente reflejara la fusión de las dos entidades sino que proyectara una nueva visión de expansión y representación geográfica.

Creemos que el establecimiento de las seis áreas geográficas de alcance y cobertura de esta entidad representan nuevos horizontes para el fortalecimiento de la Iglesia en general, pero a la vez una invitación a ampliar la cosmovisión de la formación ministerial, íntimamente relacionada con este desarrollo. Se trata de traspasar fronteras políticas en la búsqueda de unificar la iglesia de habla hispana. Podemos visualizar entonces esta expansión geográfica de FHAD revisando las siguientes zonas de alcance de sus acciones:

  1. Sudamérica parte sur – Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay y Brasil

  2. Sudamérica parte norte – Perú, Bolivia, Ecuador, Venezuela y Colombia

  3. Centroamérica – Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala

  4. Caribe y México – Belice, Rep. Dominicana, Cuba, Puerto Rico y México

  5. Norteamérica – Estados Unidos y Canadá

  6. Europa, África y resto del mundo – España, Islas Canarias, Guinea Ecuatoriana

DIRECTIVA DE FHAD

Rev. Ricardo Castillo
Presidente y Vocal para Centroamérica
(Superintendente de Costa Rica)

Rev. Abel Flores
Vicepresidente y Vocal del Caribe y México
(Superintendente de México)

Rev. Mario Astellano
Secretario y Vocal de Sudamérica parte sur
(Vice-Presidente de Argentina)

Rev. Sergio Navarrete
Tesorero y Vocal de Norteamérica
(Superintendente de Distrito de EE.UU
.,
Latino Pacífico del sur)

Rev. Jimmy Salazar
Vocal de Sudamérica parte norte
(
Superintendente Nacional de Ecuador)

Rev. Juan Carlos Escobar
Vocal de Europa, África y resto del mundo
(Superintendente de España)

Resaltamos esta evolución de la Iglesia Hispanoamericana por la importancia que reviste en varios sentidos en especial en lo relacionado con la tarea de la formación de ministros. El Servicio de Educación Cristiana (SEC) ha sido un constante motivador de estas acciones a favor del fortalecimiento de la unidad latinoamericana. Involucrados históricamente con CELAD y CADSA, aunque operando paralelo a sus estructuras, el SEC ha sido un invitado bienvenido a las deliberaciones de los cuerpos ejecutivos que hoy se fusionan en uno.

El Centro de Recursos y Asesoría (CRA), como entidad ejecutora de las acciones del Asesor del Nivel Ministerial del SEC, se ve inspirado a enfocar ahora sus estrategias acompañando las acciones de FHAD, reafirmando su compromiso a favor de las nuevas generaciones de ministros que viven hoy esta nueva e histórica etapa de desarrollo de la Obra a nivel mundial.

Cuando pensamos en qué dirección encaminamos nuestros planes y como ajustarnos a esta visión ampliada del desafío de la formación de ministros, encontramos los siguientes componentes dignos de resaltar:

FHADUnificación

El ciclo evolutivo de las acciones del CRA siempre ha apuntado la búsqueda de criterios que nos permitan realizar la labor formativa de los ministros en una forma unificada. Esto es así porque la Obra de Dios es la más globalizada de las organizaciones en todo el mundo. Seminarios o institutos bíblicos necesitarán mantener instrumentos que comuniquen un mismo lenguaje especialmente por pertenecer al mismo contexto cultural y étnico. El desarrollo histórico de la Iglesia Local en los diferentes países y el correspondiente desarrollo de la obra educativa contienen elementos comunes que nos permiten dar respuestas regionales a las áreas más sensibles de necesidad. Programas, servicios y recursos beneficiarán a los intereses comunes de la región contribuyendo a la unificación. Cumbres Educativas, Diálogos Internacionales y Congresos Educativos utilizando las mismas consignas nos llevan al beneficio regional. Con la nueva proyección de FHAD a otras regiones de contextos culturales similares y con necesidades similares, el espíritu de unidad se fortalece.

FHADIntegración

Un evento internacional como las Cumbres Educativas, despierta los intereses de los diversos ministerios que contribuyen a la formación ministerial. La Cumbre se convierte así en el foro de integración de las instituciones tradicionales y de los ministerios afines que descubren en este tipo de convocación un lugar para comprender la vida educativa de quizás más de mil institutos bíblicos y ofrecer sus servicios. El CRA se convierte así en el ente facilitador de relaciones que conducen al crecimiento de una familia que va más allá de lo institucional, con amigos contribuyen a la actualización y a la excelencia. Siendo el SEC reconocido como un ministerio oficial de la FHAD en la reciente reunión integradora, sentimos que nuestras acciones hayan un campo más extenso con la expectativa de una familia extendida sin límites para beneficiar a los presentes y futuros ministros.

El Directorio del SEC continua operando paralelo a la FHAD. Pero, siendo que su constitución tradicionalmente ha integrado a los presidentes de CADSA y CELAD como parte de su Comisión Administrativa e incluía a un vocal por cada región, se hace necesaria una reconsideración que adopte los necesarios cambios inherentes para la representación de FHAD en la Asamblea Trienal que se celebrará en agosto del 2015. El CRA forma parte de esta Comisión por ser un servicio que actúa como ente ejecutor de las acciones del Asesor del Nivel Ministerial.

FHADExpansión

Toda la familia educativa ha sido enriquecida con la integración paulatina de cada país a los eventos y programas promovidos por el CRA. Hemos aprendido de los diferentes desarrollos históricos de los países, de sus estrategias, de sus énfasis, y de sus instituciones. Expandir las acciones a otras regiones no producirá otro resultado que fortaleza y enriquecimiento. Las nuevas áreas geográficas brindarán a los ministerios afines expandir sus programas, recursos y servicios propiciando el desarrollo donde sabemos que es necesario. Las experiencias compartidas entre instituciones extenderán este margen de beneficios con los posibles convenios de cooperación mutua. El CRA estará presente brindando asesoría como facilitador de estos procesos y como testigo de esta expansión.

Conclusión

Vemos que la formación de la FHAD se perfila como un paso muy positivo y de progreso para los países hispanohablantes de nuestro continente. La fortaleza de nuestro programa unificado de formación ministerial le da a nuestra región una voz fuerte en las Asambleas de Dios mundial. El CRA estará a la disposición brindando asesoría como facilitador de estos procesos y como testigo de esta expansión.

La globalización, el avance en las comunicaciones y en la tecnologías viene a la par de todo este desarrollo, pero lo que vemos como fundamental es que Cristo, quien afirmó “edificaré mi Iglesia”, no se ha detenido en su compromiso, preparando así a su Iglesia para la “predicación del evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones” que precede al avivamiento final y su inminente regreso.